¿Cuánto tiempo puedes trabajar durante tu embarazo?


¿Cuánto tiempo puedo trabajar durante mi embarazo?

  • Tienes derecho a trabajar durante tu embarazo todo el tiempo que puedas desempeñar tu trabajo de manera segura
  • Tu patrón no puede despedirte, obligarte a recibir un sueldo menor ni hacer que aceptes un permiso solamente por el hecho de que estés embarazada
  • Tu patrón debe darte un trabajo seguro, con menos presiones, si es necesario proteger tu salud y la de tu hijo por nacer

¿Y si necesito ausentarme del trabajo durante mi embarazo?

Durante tu embarazo puedes obtener permisos para ausentarte, siempre y cuando se justifiquen con una incapacidad, expedida por el IMSS, a fin de que no te descuenten el día de tu salario.

¿ Y si necesito tomar una licencia durante mi embarazo?

 

La Ley Federal del Trabajo te da derecho a una incapacidad por maternidad de 12 semanas.

¿Me van a pagar mientras dure la incapacidad por maternidad?

Sí. Las madres trabajadoras reciben su salario íntegro 42 días (seis semanas) antes del parto y 42 días (seis semanas) después del mismo.

Para tener derecho a esta prestación del IMSS, una madre que trabaja debe haber cotizado (pagado cuotas) al IMSS por lo menos durante 30 semanas (7.5 meses) durante los doce meses anteriores. De otro modo, es el patrón quien debe pagar tu salario durante la incapacidad por maternidad.

¿Qué condiciones laborales favorecen el estrés?

Como ya vimos en los posts anteriores, el estrés en general puede tener efectos nocivos en la mujer embarazada y su hijo. Pero ¿ocurre lo mismo con el estrés laboral?

Recordemos que un evento en sí mismo no genera estrés, sino que depende de cómo lo perciba la persona.

Pues bien, en el caso del trabajo ocurre igual. Si bien hay condiciones laborales o puestos de trabajo que pueden potenciar el estrés, desarrollarlo o no dependerá, en última instancia, de cómo lo vivamos.

Puesto que los estudios señalan que seguir con la rutina laboral durante el embarazo generalmente resulta beneficioso para la mujer, puede resultarnos útil conocer las características de los trabajos que más se han asociado con estrés laboral, así como sus repercusiones en el embarazo.

De esta forma tendremos más posibilidades de identificarlas y realizar los cambios necesarios para protegernos.

Veamos brevemente algunas de ellas.

Jornadas laborales extensas: algunos estudios han señalado una relación moderada entre amplias
jornadas laborales (más de 42 horas semanales) y parto prematuro o bajo peso al nacer. Por ejemplo, en una investigación llevada a cabo por el departamento de Epidemiología de la Universidad de Columbia, Nueva York, se evaluó a 575 mujeres trabajadoras y se encontraron correlaciones positivas entre jornadas semanales superiores a 40 horas y bajo peso al nacer. También se encontró una asociación entre parto prematuro y semanas laborales de más de 42 horas en el estudio realizado en el 2004 por el centro EUROPOP, programa europeo que evalúa los riesgos ocupacionales en el embarazo.

Satisfacción con el trabajo: se considera un factor de protección frente al estrés. En el estudio realizado por EUROCOP también se encontró que las mujeres que mostraban mayor estrés eran las que presentaban menores puntuaciones en las escalas de satisfacción laboral. También se ha descrito una asociación entre mayor incidencia de partos pretérmino y la baja satisfacción en el trabajo.


REFERENCIA:

http://sp.naalc.org/migrant/spanish/pdf/mgmexwpr_sp.pdf