Tipos de parto: Cesárea

El parto por cesárea es un procedimiento quirúrgicotemplate_partoseguro-15 que se lleva a cabo cuando el parto vaginal no es posible por razones médicas o anatómicas. La decisión, sin embargo, depende del especialista, quien tiene en cuenta, principalmente, variables como el progreso del parto y los antecedentes médicos.

La cirugía, por lo general, se practica mientras la madre está despierta. Se lava su abdomen con solución antiséptica, se le administra el bloqueo epidural o caudal (que insensibiliza la parte interior del cuerpo) o una anestesia general, según el caso. Se hace una incisión a través del abdomen por encima del área púbica, se abre el útero, se vacía el líquido amniótico y se saca al bebé.  Después el Neonatólogo procede a succionar los líquidos de nariz y boca del bebé, pinzar y cortar el cordón umbilical.

El bebé se entrega al pediatra o a la enfermera, quienes se aseguran de que esté respirando bien.

Razones para practicar una cesárea:
  • template_partoseguro-23Anomalías del desarrollo del feto como hidrocefalia o espina bífida
  • Patrón de ritmo cardíaco anormal en el feto
  • Posición anómala del feto dentro del útero: cruzado (transverso) o de nalgas
  • Embarazo múltiple
  • Gestante con enfermedad cardíaca, toxemia, preeclampsia o eclampsia
  • Infección activa de herpes genital
  • Infección materna de VIH
  • Cirugía uterina previa, que incluye miomectomía y cesáreas anteriores
  • Trabajo de parto detenido
  • Bebé muy grande o desproporción de la pelvis con respecto al tamaño de la cabeza del bebé
  • Placenta previa (tapona el orificio del cuello uterino) o desprendida y prolapso de cordón (sale a través del cuello)

Es importante mencionar que las mujeres que tienen partos por cesárea, a menudo, pueden tener un parto vaginal en embarazos posteriores, lo que depende del tipo de cesárea efectuada y la razón de su práctica.

¿Cuántas cesáreas se hacen en México?

En México, los nacimientos por cesárea casi se han triplicado en los últimos 20 años, al pasar de 12.4 a 36.9%; las entidades que presentan el mayor porcentaje de cesáreas en 2006, son Yucatán (43.7%), Colima (43.3%) y Baja California Sur (42.2%), mientras que Chiapas (31.9%), Zacatecas (29.3%) y San Luis Potosí (27.7%) tienen los porcentajes más bajos.

template_partoseguro-14

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el riesgo de mortalidad materna es hasta 6 veces superior en parto por cesárea que en parto vaginal, además de condicionar el futuro reproductivo de la mujer y favorecer la aparición de complicaciones en otros embarazos; la Norma Oficial de Atención (NOM-007-SSA2-1993) recomienda limitarla proporción de cesáreas de 15 a 20% en relación con el total de nacimientos atendidos.

Después del parto, la madre debe tener un seguimiento adecuado para prevenir afecciones que pongan en riesgo su salud. Con este fin, la Norma Oficial Mexicana (NOM-007-SSA2-1993) menciona que cada mujer debe tener como mínimo tres consultas durante el puerperio.

Sobre el límite de partos por cesárea, la recomendación para la salud de la mujer es que sean solo dos o como máximo tres cesáreas. Sin embargo, a muchas mujeres se les han practicado cuatroo cinco cesáreas, y probablemente hasta más.

El riesgo es que la cicatriz en el útero (de las cesáreas anteriores) se abra y produzca un sangrado que atente contra la vida de la madre y la del niño.

En este sentido, el promedio de consultas en nuestro país a mujeres en el periodo puerperal es de 1.8% Los estados donde se brinda un mayor cuidado posnatal son Guerrero (2.4%), Tabasco (2.2%), Michoacán, Veracruz y Puebla (2.1% cada uno).

http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/contenidos/estadisticas/2009/madre09.asp?s=inegi&c=2691&ep=13

http://drmauro.com/100-CESAREA.html