¿Cómo saber si tengo el médico adecuado?

template_partoseguro-21El ginecobstetra es el ginecólogo especializado en embarazos y partos. Él es quien va a controlar tu salud y la de tu hijo durante los próximos nueve meses. Para no equivocarte al elegir al médico adecuado, antes de decidirte por uno, infórmate cuanto puedas sobre su modo de ser y de trabajar.

Hace años la mujer vivía su embarazo de manera pasiva. Su médico tomaba las decisiones y ella las acataba sin preguntas ni explicaciones. No es extraño entonces que el planteamiento de elegir especialista fuera impensable. Al fin y al cabo, “qué más daba uno que otro”.

Hoy en día las cosas han cambiado mucho: además de buscar un buen médico, la mujer quiere que su médico le dedique tiempo y atención en cada visita y que le transmita tranquilidad. Aunque hay excepciones, como más adelante veremos, la mayoría de las futuras mamás también desean que su médico les explique el porqué de cada duda (surgen infinitas a lo largo del embarazo).

En definitiva, se trata de establecer una relación de confianza con el especialista, para poder hablarle y preguntarle con libertad sobre cualquier preocupación o idea que ronde por la cabeza.

TEN EN CUENTA TU PERSONALIDAD

template_partoseguro-13

La forma de ser de la embarazada es crucial para que pueda sentirse a gusto con un médico. Por eso, antes de elegir a tu especialista debes reflexionar unos instantes sobre tu personalidad y sobre tu manera de vivir todo lo que te está ocurriendo.

Si está recibiendo tratamiento por una afección crónica, como la diabetes, el asma, la hipertensión (tensión arterial alta), un problema cardíaco, alergias, el lupus (un trastorno inflamatorio que puede afectar a varios sistemas del organismo), depresión u otro tipo de dolencia, deberá hablar con su médico para saber si este tratamiento podría afectar su embarazo.

­­En algunos casos, es necesario cambiar o eliminar la medicación, sobre todo durante el primer trimestre (12 semanas) a fin de reducir los riesgos para el feto, ó es posible que deba estar incluso más atenta al control de su enfermedad. Por ejemplo, las mujeres que padecen diabetes deben prestar una especial atención a mantener las concentraciones de glucosa en sangre bajo control, tanto antes de la concepción como durante el embarazo. Las concentraciones anómalas de glucosa aumentan el riesgo de malformaciones congénitas y otras complicaciones.

template_partoseguro-22

­Si tienes las ideas muy claras sobre cómo quieres que te atiendan durante estos meses y en el momento de dar a luz, debes intentar encontrar un especialista que te aconseje y te oriente, pero que te deje tomar tus propia  s decisiones, siempre que sea una opción médicamente posible.

Si, por el contrario, eres de las que confías plenamente en el especialista y prefieres dejarlo todo en sus manos, porque así te sientes más segura, debes inclinarte por un médico de los que dan pocas explicaciones y acostumbran a seguir las pautas clínicas establecidas para atender y controlar los embarazos.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/