La inducción del trabajo de parto

La inducción del trabajo de parto se refiere a las técnicas con las cuales se cuenta para poder iniciar con contracciones uterinas y que esto lleve al nacimiento de un bebé por vía vaginal. Es un procedimiento ampliamenttemplate_partoseguro-26e utlizado en Obstetricia, se tiene que cumplir con varios requisitos, pero principalmente que la paciente se encuentre en condiciones de tener un parto y que su médico tenga una estrecha vigilancia; demostrar que el bebé se encuentra sin alteraciones de la frecuencia cardíaca y/o que el útero se encuentra sin una cicatriz previa.

Las indicaciones para una inducción del trabajo de parto es cuando la madre o el feto, tienen alguna condición que amerita que se adelante el nacimiento (embarazo postérmino, enfermedad hipertensiva, etc.).

Inducción electiva, está es una indicación que se considera social, ya que la finalidad es que nazca el bebé por decisión de los papás. El problema es que se incrementa la estancia intrahospitalaria y el trabajo de parto, contrariamente atemplate_partoseguro-23 la creencia, las tasas de cesárea no se ven modificadas con la inducción, siempre que se hagan a término, se considera que a partir de la semana 39 es buen momento para realizarla.

Algunas de las contraindicaciones para la inducción de un trabajo de parto son: ruptura uterina previa, cesárea clásica, placenta previa, alteraciones de la frecuencia cardíaca fetal.

Existe una herramienta que nos permite predecir el éxito de la inducción y se conoce como índice de Bishop (características del cérvix: dilatación, posición, consistencia, longitud; altura del bebé), si la paciente presenta dilatación, un cérvix blando, es más probable que pueda tener una nacimiento vía vaginal. Una de las teorías de desencadenamiento del trabajo de parto involucran las prostaglandinas, siguiendo esto, se logro sintetizar diferentes prostaglandinas E1 y E2. La dosis y vía de administración de las prostaglandinas debe ser valorado por el médico tratante, se prefiere la dosis vaginal, ya que el efecto es local y en caso de no desear más dosis, se puede retirar y con esto disminuir las contracciones.

Otra opción es utilizar oxitocina intravenosa, el inconveniente es que las pacientes que se someten a una inducción y no cuentan con características del cérvix favorables, pueden no tener éxito, por lo que es conveniente, utilizar prostaglandinas y posteriormente la oxitocina.

El feto juega un papel importante en el nacimiento, ya que si el bebé no se encaja, no hay forma de que haya un nacimiento vía vaginal.

Dentro de las complicaciones de una inducción son: taquisistolia (muchas contracciones),  hipertonía, ruptura uterina (esto principalmente en pacientes que han tenido una cesárea previa).

template_partoseguro-25

Es importante definir el tiempo que se desea intentar el nacimiento vía vaginal, siempre que tanto la madre como el bebé se encuentren en buenas condiciones hemodinámicas, en caso de alguna alteración que ponga en riesgo a cualquiera de  los dos, es recomendable realizar una cesárea.

http://www.acog.org/Patients/Search-Patient-Education-Pamphlets-Spanish/Files/Induccion-del-trabajo-de-parto