Cinco tips para sobrellevar tu tratamiento de fertilidad

Todo proceso de fertilidad asistida compromete, de alguna manera, la calidad de vida de la persona que se está sometiendo al tratamiento de fertilidad. Tratar de tener un bebé sin conseguirlo puede ser desgastante para cualquier persona, es por esta razón que te compartimos cinco tips para que el proceso sea lo menos complicado posible.

1.Haz ejercicio

Realizar alguna actividad física resulta benéfico para cualquier ser humano.

Hacer ejercicio ayuda a liberar sustancias que nos generan sensación de bienestar y relajación.

Es muy natural que te sientas estresada durante tu tratamiento y esto puede ocasionar otros problemas como depresión.

Hacer yoga, tai chi, pilates o ir al gimnasio son excelentes alternativas para disminuir el estrés.

Si no tienes mucho tiempo puedes salir a caminar unos minutos al día, es un buen ejercicio cardiovascular.

2.Encuentra un hobbie

Centrar toda tu atención en quedar embarazada no sólo puede llegar a ser desgastante, incluso puede propiciar que ocasiones un bloqueo mental y se dificulte aún más la concepción.

La solución es sencilla, lo que tienes que hacer es distraerte.

Para hacerlo puedes encontrar algún hobbie que te permita desviar un poco tu atención.

Entrar a un club de lectura, tomar un taller de manualidades o pintura, asistir a un cineclub o tomar un curso en línea definitivamente puede ayudar.

3.Sal a divertirte

Aunque suene repetitivo es fundamental que te mantengas ocupada en algo en vez de preocuparte ante la situación.

Salir a divertirte o ir a los lugares que te gustan es una buena manera de quitarte de encima todos esos pensamientos que, más que beneficiarte, pueden causarte problemas.

Hay un sinfín lugares que puedes frecuentar, la idea es que pases un rato agradable.

4.Busca grupos de apoyo

Si bien mantenerte ocupada o realizar alguna actividad puede ayudar a deshacerte de la energía negativa.

Acercarte a las personas que tienen los mismos problemas que tú siempre es una alternativa saludable.

Esta actividad genera empatía y puede ayudarte a disminuir la sensación de aislamiento. Caer en cuenta de que no eres la única persona que está pasando por un mal momento es reconfortante.

5.Acude a un profesional

Debemos saber reconocer cuándo es momento de pedir ayuda.

Recurrir a un profesional de la salud siempre es una alternativa que debes tomar en cuenta si sientes que la carga es demasiada o si presentas ansiedad, depresión al algún otro síntoma.

Un psicólogo sabrá exactamente cómo ayudarte y te indicará qué medidas debes tomar para sobrellevar el proceso; la idea es entender que no estás sola y que cuentas con apoyo emocional.