ICSI aumenta la tasa de embarazo en México

 

Especialistas del Centro Especializado en Infertilidad y Atención a la Mujer, CEFAM, explican que del  el tratamiento de inyección intracitoplasmática del espermatozoide  (ICSI), las tasas de fertilización aumentan un  89%, y la tasa de embarazo en un 65%

Inyección Intracitoplasmática del Espermatozoide  (ICSI).

Gracias a los diversos métodos de reproducción asistida que se desarrollaron con el avance de la medicina y la tecnología, hoy en día es posible que las parejas infértiles logren un embarazo. Tal es el caso de la  técnica conocida como Inyección Intracitoplasmática del Espermatozoide  (ICSI por sus siglas  en inglés -Intra- Cytoplasmic Sperm Injection-).

Esta técnica consiste en la introducción de un espermatozoide previamente seleccionado en un citoplasma del óvulo maduro a través de una microaguja. El óvulo es sostenido con una pipeta mediante una cuidadosa presión negativa c para evitar su movimiento durante el procedimiento, y así evitar la lesión de organelos intracelulares, indispensables para el intercambio del material genético de los padres y el desarrollo posterior del embrión.

A diferencia de la FIV (fertilización in vitro) convencional, con la ICSI no es necesaria la unión e interacción del espermatozoide a la zona pelúcida (estructura esencialmente protéica que rodea al ovocito y al óvulo durante la fecundación) del óvulo para su penetración y fusión, y el número de espermatozoides para la fertilización se reduce a uno. De esta manera, la ICSI ha revolucionado el concepto de la atención y tratamiento del factor masculino severo (Oligo-Asteno-Teratozoopermia) y de los varones con ausencia total de espermatozoides (Azoospermia), en especial cuando la causa es obstructiva secundaria a vasectomía o a procesos infecciosos.

Algunas de las razones para realizar una ICSI  son cuando la pareja  tiene  antecedentes de fallo en la fertilización, número limitado de óvulos debido a la edad, endometriosis, muestras de semen limitadas y/o embriones con riesgo de enfermedades hereditarias. Así, si una pareja presenta un cuadro clínico con una o más de las características mencionadas, se convierte en  candidata a una ICSI. Debido al alto índice de parejas que presentan estos problemas, el Centro Especializado en Infertilidad y Atención a la Mujer, CEFAM, cuenta con este tratamiento en sus 9 centros, de los cuales 4 están ubicados en el D.F y área metropolitana y 5 en el interior de la república.

En CEFAM Morelia, las tasas de fertilización con una ICSI son superiores al 89% y las tasas de embarazo se estiman en 65%. Al respecto, se tienen varios casos de éxito en varones que ya se habían realizado la  vasectomía, donde después de varios tratamientos en clínicas foráneas, la sospecha de fallo en la fertilización convencional debido a endometriosis se comprobó tras la fertilización exitosa mediante ICSI, con resultados favorables y bebés nacidos sanos, destaca el Dr. José González Macedo, especialista en Biología de la Reproducción Humana Ginecología y Obstetricia, en CEFAM Morelia.