¿Porque no puedo embarazarme?

Alguna vez te has preguntado ¿Porque no puedo embarazarme? El sobrepeso y la obesidad son problemas comunes que no solamente tienen consecuencias sobre tu salud en general sino también sobre tu salud reproductiva. Muchas mujeres que presentan infertilidad tienen que ver con su peso.

Obesidad

¿Sabías  que si te quieres embarazar, la obesidad afecta la fertilidad?

La obesidad tiene un importante impacto negativo en la salud reproductiva de la mujer; influye en la concepción, con un incremento en la tasa de abortos, en el embarazo, parto y puerperio, con un mayor número de complicaciones materno-fetales, e influye de forma muy negativa, a largo plazo, tanto en la salud materna como en la neonatal por la frecuente asociación con el síndrome metabólico.

 Por ejemplo, obesidad contribuye a la falta de ovulación y a irregularidades en la menstruación, reduce tu posibilidad de quedar embarazada y  de  responder  a los tratamientos para la infertilidad. La reducción de peso, particularmente la obesidad abdominal, está asociada con mejoría en la función reproductiva.

Algunas de las afectaciones más importantes de la obesidad sobre tu salud reproductiva son las siguientes:

  • Obesidad relacionada con la infertilidad:

  1. Trastornos ovulatorios: los estudios han demostrado que la obesidad se relaciona con la falta de ovulación, lo que conduce a infertilidad
  2. Síndrome de ovario poliquístico: En mujeres con obesidad,  pueden presentar sintomatología asociada al  exceso de estrógenos y verse   afectadas por el síndrome del ovario poliquístico.
  3. Alteraciones menstruales: en mujeres con sobrepeso, las irregularidades menstruales se presentan 4 veces más que en las mujeres con peso normal.
  •  Obesidad y problemas relacionados durante el  embarazo:

  1. Abortos: en mujeres con obesidad,  aumenta el riesgo de abortos. La obesidad reduce significativamente la posibilidad de tener un embarazo exitoso.
  2. Trastornos hipertensivos asociados al embarazo, entre 2-4 veces más frecuentes
  3. Diabetes gestacional entre 3-5 veces, aumentando dicho riesgo de manera directamente proporcional al IMC.
  4. Parto pre término, hasta 3 veces más frecuente La obesidad, por sí misma, no parece ser un factor independiente que ocasione el aumento de la prematuridad, sino las complicaciones médicas, como la hipertensión y la diabetes.
  5. Enfermedades respiratorias como asma, dificultad para respirar durante el sueño (apnea obstructiva del sueño).
  6. Complicaciones tromboembólicas  Se ha visto que las mujeres con un IMC >30 kg/m2 tienen un riesgo doble de trombosis durante el embarazo que las mujeres no obesas.
  7.  Incremento del riesgo de infecciones genitourinarias
  • Obesidad y problemas relacionados durante el parto 

  1. Las mujeres con obesidad  tienen entre 3-6 veces mayor riesgo de tener bebes muy grandes (macrosómicos), independientemente de la presencia o no de diabetes gestacional.
  2. En estas mujeres, los partos son de mayor duración, a expensas de una fase de dilatación activa de evolución mucho más lenta
  3. Aumenta de manera significativa la incidencia de complicaciones del parto, duplicando el riesgo de parto instrumental (fórceps) y de cesárea.
  4. Aumentan las complicaciones anestésicas
  • Complicaciones en el posparto inmediato:

  1. Hemorragia posparto severa, debido a la mayor incidencia de macro bebes
  2. Infección puerperal y de la herida quirúrgica en caso de cesárea
  3. Tromboembolia
  • Complicaciones desde un punto de vista de los riesgos a tu bebe, la obesidad se asocia con una mayor incidencia de:

  1. Malformaciones fetales  (defectos de cierre del tubo neural, defectos cardíacos, defectos de cierre de la pared abdominal, defectos de extremidades inferiores) a causa de la hiperglucemia y el déficit de folatos.
  2. Muerte fetal in útero, asociada con obesidad severa.  No está claro si este hecho se debe a la propia obesidad o a las enfermedades que se asocian frecuentemente.
  3. Complicaciones a largo plazo, en la edad adolescente, tales como el síndrome metabólico con algunos de sus constituyentes (obesidad, diabetes).

Reducir el peso  te podría ayudar a quedar embarazada, así como llevar un embarazo con mucho menos complicaciones.

Tabaquismo

¿Sabías que el tabaco y al alcohol provocan graves problemas de infertilidad?

Está demostrado que el hábito de fumar influye negativamente sobre la fertilidad de la mujer, reduciendo a la mitad las posibilidades de embarazarse. Si eres una mujer que fuma tienen más probabilidad de presentar problemas de infertilidad que las que no fuman, ya que la calidad de tus óvulos se reduce; de la misma manera, si haz fumado durante mucho años, te tomará más tiempo poder embarazarte, ya que el humo del cigarro afecta tu producción de estrógenos, responsables de la ovulación, llevando a que tengas menor actividad ovulatoria, así como reduciendo tu reserva de óvulos en los ovarios, haciendo que puedas llegar a la menopausia más tempranamente que las mujeres que no fuman.

Dejar de fumar puede ser de gran ayuda en el tratamiento de la infertilidad, ya que te ayudará a reducir la pérdida de fecundidad asociada al tabaquismo.

Alcohol

¿Conoces los efectos del alcohol sobre la fertilidad?

Cada vez hay más estudios que relacionan el consumo del alcohol con la infertilidad tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, como mujer eres más susceptible a los efectos nocivos del alcohol por tener una absorción gastrointestinal más rápida y una metabolización más lenta del mismo.

Las repercusiones del alcohol sobre tu cuerpo están relacionadas con el grado de consumo que tengas. Si consumes más de 2 o 3 copas al día, multiplicas tu riesgo de infertilidad. El alcohol te produce problemas de ovulación y alteraciones en la regulación hormonal.

 También te produce mayor riesgo de aborto y tienes un peor pronóstico perinatal.

Durante el embarazo tienes un riesgo elevado de presentar importantes complicaciones obstétricas. Además, aumenta el riesgo de que los niños nazcan con bajo peso, diversas anomalías congénitas y afecta el desarrollo conductual y del aprendizaje e incluso muerte fetal.

Dejar de beber te ayudará a disminuir el riesgo de infertilidad

Edad

¿Sabías que la edad de la mujer es la mayor determinante de la fertilidad?

Actualmente, la infertilidad relacionada con la edad es cada vez más común debido a que la proporción de mujeres que intencionalmente retrasa la maternidad más allá de los 30 años de edad se ha incrementado en los últimos años. Aunque no hay una definición universal para la maternidad, generalmente es aceptable en mujeres menores de esta edad. La mejor edad reproductiva de una mujer es alrededor de los 20 años. La fertilidad va disminuyendo a partir de los 30 años, y sobre todo después de los 35.

Una mujer sana y fértil de 30 años de edad tiene una probabilidad del 20% de quedar embarazada, es decir que por cada 100 mujeres fértiles de 30 años de edad que intentan quedar embarazadas en un ciclo, solo 20 tendrán éxito y las 80 restantes tendrán que intentarlo nuevamente. A los 40 años, la probabilidad de una mujer es inferior al 5%, por lo que se espera que menos de 5 mujeres de cada 100 de esta edad tengan éxito para embarazarse. La mayoría de las mujeres se vuelven incapaces de lograr un embarazo a los 45 años de edad, ya sea por concepción natural o a través de algún tratamiento asistido de fertilidad.

Entre las causas principales que contribuyen a la disminución de tu fertilidad a medida que aumenta tu edad se encuentra la aparición de irregularidades en la ovulación y la disminución en la calidad y cantidad de tus óvulos.

Otros factores asociados a infertilidad en mujeres de mayor edad lo constituyen la presencia de enfermedades inflamatorias pélvicas provocadas por infecciones y enfermedades de transmisión sexual, que pueden causar severos daños en el aparato reproductor femenino.

Ansiedad y Estrés

¿Sabías que el estrés y la ansiedad podrían evitar que te embaraces?

El estrés y la ansiedad pueden tener un efecto negativo sobre tu cuerpo, principalmente cuando intentas embarazarte, lo que puede ser muy estresante disminuyendo las posibilidades de concebir.

Aquí te damos algunos tips que te ayudarán a relajarte ya sea que estés o no bajo tratamiento para lograrlo:

  • Asegúrate de hacer ejercicio: el ejercicio es un factor muy importante para reducir el estrés, ya que promueve la liberación de endorfinas que elevan tu estado de ánimo y equilibran tus hormonas. Otro aspecto positivo del ejercicio es que si tienes sobrepeso u obesidad, una rutina diaria te ayudará a perder kilitos de más mejorando tu imagen y autoestima, además de mantenerte saludable.

Si bien el ejercicio físico es bueno para la salud, como todo, en exceso puede ser contraproducente. En especial para las mujeres jóvenes que quieren embarazarse. Unos  estudios recientes detectaron que el ejercicio físico intenso podría evitar que lo logren.

Este exceso puede afectar la ovulación debido a un factor hormonal que se manifiesta muchas veces por la ausencia menstrual. La mujer que esté realizando una actividad deportiva excesiva, puede tener este tipo de problemas, sin embargo esto será transitorio.

Para evitar este tipo de complicaciones,  se recomienda a las mujeres que buscan el embarazo realizar actividades físicas moderadas tres veces por semana durante 30 minutos.

  • Tómate tiempo para tus seres queridos: pasa tiempo de calidad con tu familia y amigos, nada como estar con la gente que te ama y apoya. La interacción social es importante y puede hacer maravillas cuando se trata de elevar el estado de ánimo y disminuir el estrés.
  • Tómate tiempo para consentirte: date un masaje, te ayudará a relajar tu cuerpo y a bajar la tensión y el estrés. Los masajes con tu pareja también pueden ayudar a tener una conexión más íntima con él.
  • Disfruta de unas vacaciones: es la mejor manera de relajarse, hazlo con tu pareja, lo que puede ser un gran momento para concebir.
  • Prueba métodos alternativos de relajación: como la yoga, meditación, hipnosis, pasar tiempo con tu mascota, que te permitirán relajarte automáticamente y desestresarte.

¡La relajación te puede ayudar a desestresar tu vida y aumentar tu fertilidad