Fecundación In Vitro: pros y contras

La Fecundación In Vitro (FIV) es una técnica de laboratorio que permite fecundar un óvulo fuera del útero. Mientras menor sea la mujer, mayores son las posibilidades de eficacia. Pueden utilizarse gametos propios o donados y es recomendable en problemas de infertilidad masculina o endometriosis.

¿Cómo funciona?
El especialista selecciona un espermatozoide que se encuentre saludable y lo inyecta directamente en el óvulo con una aguja. Una vez que el embrión se desarrolla, se transfiere al útero a través de la fecundación In Vitro.
Este tratamiento es ideal para parejas en las que el hombre tiene un conteo de espermatozoides muy bajo o mala calidad en el esperma. Se puede realizar de tres a seis veces y tiene un 38% de probabilidad de éxito.

Pros

•Con este método, los hombres que tienen un recuento muy bajo de espermatozoides pueden considerar ser padres biológicos.
•Sin importar la situación, un óvulo siempre se unirá con un espermatozoide viable.
•Se pueden utilizar espermas y óvulos donados si la pareja no es capaz de usar el esperma del hombre o los óvulos de la mujer por alguna razón.
•El 25% de los embarazos de a través de Fecundación In Vitro da lugar a nacimientos múltiples.

Contras

•El embrión simplemente es inyectado en la cavidad uterina con la esperanza de que se implante por sí mismo, pero la FIV aún no es capaz de implantar embriones.
•El riesgo de que múltiples embriones se implanten en el útero puede conducir a la interrupción selectiva o a un embarazo de alto riesgo que representa un peligro para la madre y los bebés.
•Dicho procedimiento generalmente es costoso.