Categoría: Segundo Trimestre

Medio ambiente en el hogar y el trabajo durante el embarazo

Tips para las tareas del hogar

Puedes seguir realizando labores domésticas y el trabajo durante el embarazo, pero dosificando tus fuerzas y con una buena higiene postural para evitar problemas musculares.

Cocinar

Todo lo que puedas hacer sentada (cortar las verduras,), mejor que de pie. Elige una silla que no sea baja, porque te costará más levantarte. Si es un sofá, pon algunos cojines detrás, para que la espalda te quede recta.

ASÍ NO: No es momento de preparar guisos que te lleven mucho tiempo. Estar mucho rato quieta de pie hace que tiendas a arquearte hacia atrás y eso te cargará la espalda (y si tienes mala circulación, las piernas se resentirán). Y cuidado al calentar la comida: ahora el volumen de tu tripa es mayor y tienes más riesgo de quemarte. 1

Lo mejor es evitar mover muebles porque puede forzar tu espalda e incluso dañarla. Si no tienes a alguien que te ayude o no puede esperar para mover el sofá de sitio, procura agacharte de rodillas y mantener tu espalda lo más derecha posible cuando hagas fuerza; un cinturón de maternidad también será de gran ayuda. 2

La pintura tiene sustancias tóxicas que pueden afectar al bebé negativamente. ¡Cuidado! Es más, la pintura, especialmente la pintura vieja de las paredes, tiene plomo que es un material muy dañino.2

Lavar la ropa cuando estás embarazada, pero sería mejor que evitar las tareas del hogar que hagan que te agaches todo el tiempo, como por ejemplo barrer, lavar el piso o lavar la ropa, porque eso afectará tu espalda.

Ahora que ya sabes qué tareas se deben evitar al estar embarazada, ¿estás contenta? Yo encantada de que alguien más tuviera que limpiar la caja del gato. 2

Embarazo y Trabajo

Los llantos, el insomnio obligado y la responsabilidad de continuar con los quehaceres cotidianos se perfilan como la cara menos amable de la maternidad.

Esta tensión la padecen muchas mujeres trabajadoras incluso desde las primeras semanas de su embarazo porque sienten cómo su salud empeora por las particularidades de sus cometidos laborales.

No obstante, hay que advertir de que embarazo y trabajo no son, por regla general, incompatibles. La única limitación deberían ser factores de riesgo físico o psicológico para la mujer o el futuro bebé, así como la desmedida presión laboral que aún padecen muchas madres o gestantes. Si no se toman medidas antes estas situaciones, la suma de ambos factores puede desencadenar en cuadros patológicos de los que saldrán perjudicados la futura madre y el bebé.

Riesgos por etapas

El primer trimestre de gestación, en especial las primeras semanas, es crucial para el buen desarrollo del futuro bebé. No obstante, muchas son las mujeres que en esta primera etapa ignoran su estado. De ahí que se tomen su tiempo en adoptar medidas protectoras.

En este primer periodo se deben extremar las medidas preventivas básicas, puesto que el riesgo de sufrir efectos teratogénicos (malformaciones del feto) o de aborto es mayor. El desempeño de tareas físicas, los largos periodos de pie, los horarios rotatorios o nocturnos, los elevados niveles de estrés o exposición a sustancias potencialmente tóxicas pueden constituir factores de riesgo notables ante los que es necesario reaccionar si se perciben molestias o peligros importantes. El médico confirmará o descartará la influencia de esos riesgos.

En el segundo trimestre, los riesgos de los primeros tres meses se reducen, pero no desaparecen.

Suele ser éste un periodo cómodo, salvo en embarazos de riesgo o situaciones laborales complejas.

En las últimas doce semanas de embarazo se aconseja interrumpir la actividad profesional. A menudo, en el último trimestre el esfuerzo se hace insostenible para la mujer, incluso para las mujeres que desempeñan su trabajo en puestos de esfuerzo físico reducido. Lo habitual es que no tengan la misma capacidad de soportar largas jornadas laborales, bien sea por el grado de fatiga física, bien sea por fatiga emocional.

REFERNCIAS

1.http://www.crecerfeliz.es/Embarazo/Cuidados/Tareas-del-hogar-posturas-para-evitar-molestias-en-el-embarazo
2.http://www.imujer.com/hogar/7054/6-tareas-del-hogar-a-evitar-durante-el-embarazo
3.http://revista.consumer.es/web/es/20080501/salud/72521.php/


Enfermedad de la tiroides en el embarazo

¿Qué es la glándula Tiroides?

La glándula tiroides tiene forma de mariposa y normalmente se localiza en la parte de adelante del cuello, su trabajo es formar las hormonas tiroideas, volcarlas al torrente sanguíneo y entregarla a todos los tejidos del cuerpo.

Las hormonas tiroideas ayudan al cuerpo a utilizar energia, mantener la temperatura corporal y a que el cerebro, el corazón, los musculos y otros organos funcionen normalmente.

Sigue leyendo Enfermedad de la tiroides en el embarazo


Las estrías en el embarazo

La mayoría de las mujeres embarazadas tienen estrías en la piel. Se trata de pequeñas lesiones que resultan muy antiestéticas, y que se deben al aumento de volumen que sufren todas las mujeres durante la gestación, unido a una falta de elasticidad en la piel.

Siguiendo nuestros consejos, podrás reducir, e incluso evitar, su aparición y, si ya las tienes, toma nota de los tratamientos más apropiados para eliminar las estrías .

¿Qué son las estrías?

Las estrías son líneas o surcos que aparecen en la piel cuando esta es sometida a cambios bruscos de volumen.

Por ello, son frecuentes en los embarazos, aunque también se presentan cuando una persona engorda rápidamente o se modifica el volumen de la masa muscular (como en el caso de los culturistas).

Al principio, las estrías presentan una tonalidad roja o rosácea y, con el tiempo, se vuelven más estrechas y se presentan blanquecinas o nacaradas.

Por lo general, miden entre uno y tres centímetros de largo, y entre uno y cinco milímetros de ancho. Las estrías no producen dolor ni molestias.

¿Por qué aparecen las estrías durante el embarazo?

Durante el embarazo la piel se estira con el aumento de volumen que experimenta el cuerpo.

Consecuencia de ello, se produce la rotura de las fibras de colágeno y elastina de la dermis provocando la aparición de fibrosis en forma de una pequeña cicatriz: la estría.

Los cambios hormonales que tienen lugar durante la gestación también favorecen la aparición de las estrías.

La producción de colágeno se altera y, por ello, en la mujer las estrías aparecen en etapas tan condicionadas por las hormonas como la pubertad, el embarazo y la menopausia.

Así mismo, otro factor a tener en cuenta es la naturaleza propia y el tipo de piel, así como la predisposición genética de cada persona.

Las pieles secas y claras son más propensas a las estrías, ya que la dermis se fisura con mayor facilidad si se encuentra poco hidratada.

Las zonas donde se presentan las estrías son: el pecho, el vientre, los muslos y las caderas.1

Control de peso en el embarazo

Un excesivo aumento de peso en el embarazo (aumentar más de 15 kilos), además de ser perjudicial para la salud de la madre y la del bebé, es un factor de riesgo para que la piel se extienda demasiado y se produzca la rotura de las fibras de la dermis.

Un aumento de peso repentino, y la pérdida de peso después del parto propicia la aparición de estrías, lesiones irreparables en la piel.

Mantener la piel hidratada

Para mantener la piel hidratada es importante beber muchas agua, aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas y nutrientes, así como aplicar cremas antiestrías desde el primer trimestre de gestación.

Alimentación para prevenir las estrías

No se suele pensar en los alimentos, pero pueden ser grandes aliados en la prevención de las estrías.

Especialmente los alimentos ricos en vitaminas A (productos lácteos, zanahorias, albaricoques, nísperos), E (aceites vegetales, cereales, verduras) y C (cítricos, patatas, lechuga, tomate) y en magnesio, indispensable para la síntesis de colágeno.

Los ácidos grasos esenciales, presentes en verduras, aceites vegetales y pescado, aportan elasticidad a la piel y favorecen la producción de colágeno.

Entre las frutas, aquellas que son ricas en vitamina C, especialmente el kiwi, que favorece la regeneración del tejido conjuntivo y la cicatrización.

Cremas antiestrías

Necesitamos una crema que hidrate, revitalice y restaure la piel.

Entre los componentes de las cremas, tenemos que buscar las que contengan centella asiática (que actúa como bioestimulante), aceites de yoyoba y borraja, vitamina E y aceite de mosqueta (de efectos reparadores).

El aceite de rosa mosqueta contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales polinsaturados (linoléico, oleico y linolénico) con un importante poder para regenerar los tejidos de la piel. 2

 




¿Qué es el dolor de parto?

Una de las cosas que más preocupan a las embarazadas es el miedo a padecer un gran dolor de parto.

No hay un método que sea el mejor para manejar el dolor durante el trabajo de parto. La mejor opción es la que tenga más sentido para ti . Más allá de si optas por utilizar un método de alivio del dolor o no, es bueno prepararse para el parto natural.1 Sigue leyendo ¿Qué es el dolor de parto?


Precauciones generales en el embarazo

Es común que al sentir un malestar como jaqueca, dolor muscular o incluso dolor estomacal tomemos algún medicamento para aliviar la molestia; sin embargo no todos los medicamentos son seguros para usar cuando estás embarazada. Algunos pueden dañar a tu bebé. Estos incluyen
los medicamentos de venta libre o con receta, hierbas y suplementos. Es por eso que debemos tomar ciertas precauciones en el embarazo.1

Sigue leyendo Precauciones generales en el embarazo


Fitness y ejercicio durante el embarazo

El embarazo, es una delicada etapa de la vida de una mujer en el que hacer ejercicio físico no es un tema nada fácil. Evidentemente, no están en las mismas condiciones que una persona convencional para hacer determinado tipo de actividades. Pero de todos modos, esto no resta, que no podamos hacer nada de ejercicio durante el embarazo.1

¿Qué deporte puedo realizar en el embarazo?  

Aquí tienes algunas ideas de ejercicios para embarazadas en el primer trimestre:

  • Danza oriental: Sus movimientos suaves, el trabajo de las diferentes posturas y los ejercicios pélvicos que se realizan convierten a este baile en perfecto para practicar ejercicio durante el embarazo.
  • Gimnasia: Perfecta para las embarazadas, hayas practicado antes ejercicio o no. Existen muchas variantes muy positivas, como el aquagym. La gimnasia tiene muchos beneficios para las embarazadas y su bebé.
  • Natación: Los deportes de agua son ideales para las embarazadas. Un rato de natación a ritmo lento te hará sentir que tu mente está despejada, además de ayudarte a fortalecer tu cuerpo para el embarazo.2

El ejercicio durante el embarazo debe ser controlado de forma individual, cada mujer tiene un máximode esfuerzo diferente segúnsu edad, condiciones fisiológicas, entrenamiento y circunstancias previas al embarazo, por eso no debes compararte con las demás. Hay mujeres que pueden correr hasta el día del parto sin problemas, y otras que deben parar el primer día. No te desesperes y encuentra tu actividad ideal.3

  Sigue leyendo Fitness y ejercicio durante el embarazo


¿Porque se le llama romper fuente?

El líquido amniótico es el agua que rodea a su bebé en el útero. Las membranas o capas de tejido que contienen este líquido se denominan membranas corioamnioticas.A menudo, las membranas se rompen durante el parto. Esto con frecuencia se llama “romper fuente”.2

Algunas veces, las membranas se rompen antes de que una mujer entre en trabajo de parto. Cuando esto sucede se denomina ruptura prematura de membranas (RPM). 2

Si la ruptura de fuente se da antes de la semana 37 del embarazo, se denomina ruptura prematura de membranas pretérmino (RPMP). Cuanto más temprano se rompe fuente, más grave es para usted y para su bebé. 2

Sigue leyendo ¿Porque se le llama romper fuente?


¿Cuánto cuesta un parto?

Traer un ntemplate_partoseguro-34uevo miembro a la familia es de las cosas más importantes. Llanto, alegría, sonrisas, biberones, ropa, juguetes, cuna, etcétera. Todo parece felicidad; sin embargo, ¿Cuánto cuesta un parto? este proceso implica gastos que afectarán notablemente las finanzas de la familia.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la llegada de un bebé puede costar hasta 130,000 pesos si se suman los gastos realizados durante el embarazo por conceptos como: consultas médicas, vitaminas, estudios de laboratorio, gastos médicos del parto o cesárea, pañales, alimento, ropa y equipamiento especial para el nuevo integrante de la familia.

Por eso, antes de dar este paso es sumamente importante preguntarse si su bolsillo está preparado para afrontar financieramente la llegada de un bebé. Sigue leyendo ¿Cuánto cuesta un parto?