Categoría: Primer Trimestre

El papel de las hormonas en el embarazo

Durante la gestación y durante los primeros meses de vida del bebé, el cuerpo de la mujer desarrollará tres funciones: nutrir, proteger y transportar al bebé. Para cumplir con estas necesidades básicas se ponen en funcionamiento las hormonas en el embarazo.

Para poder gestar y parir a un bebe, el organismo de la mujer experimenta una serie de cambios de diversa índole. Pueden parecernos molestos, pero son el fruto de la evolución de nuestra especie ya que aportaron en su momento las ventajas necesarias para la supervivencia de la hembra gestante y su cría. Conocer su función puede ayudarnos a verlos de forma más positiva.1

Son las siguientes:

Gonadotropina coriónica
Estrógenos
Progesterona
Lactógeno placentario
Relaxina
Prolactina
Oxitocina
Adrenalina
Endorfinas

Gonadotropina coriónica:

Es la hormona que conocemos más pronto, pues es la que detectan los test de embarazo. Suele aparecer en la orina alrededor de 14 días después de la concepción y en sangre a los 9 días. Su función se relaciona con la necesidad de protección del bebé y es necesaria para mantener la viabilidad del embarazo en el primer trimestre, pues regula los ovarios y las otras hormonas en los primeros momentos y hasta que empiezan a producirse en la placenta. Es la causante de las náuseas del primer trimestre.1

Estrógenos:

Esta hormona es la encargada de regular la progesterona y de facilitar el crecimiento y desarrollo de la placenta. También juega un importante papel en el desarrollo del bebé, concretamente en la maduración de diversos órganos y el desarrollo de las características sexuales. Es causante de diversas molestias como enrojecimiento y pigmentación de la piel, dolor en los pechos, retención de líquidos y ganancia de peso, pero también da un aspecto de plenitud a la embarazada y favorece la lactación por el desarrollo de las mamas.1

Progesterona:

Es la hormona protectora por excelencia. Al inicio del embarazo favorece la anidación del embrión y posteriormente va a encargarse de mantener el embarazo. Sus funciones son variadas: desarrolla el endometrio, hace que funcione la placenta, permite que el sistema defensivo materno reconozca al embrión como propio, limita la actividad muscular uterina, refuerza el tapón mucoso, relaja la musculatura lisa (arterias, venas, tracto urinario…) y refuerza la pelvis para el parto.
Es la hormona causante del aumento de la temperatura corporal, el estreñimiento, varices, hemorroides, problemas de visión, ardores, cefaleas, pérdidas de orina y aumento de infecciones urinarias. Pero, por otro lado, permite un mayor aprovechamiento de los nutrientes y un aumento de la libido (mejora en la lubricación, sensibilidad, intensidad de los orgasmos…). Al final del embarazo, los niveles de progesterona caen, mejorando muchos de estos síntomas.1

Lactógeno placentario:
Esta hormona es la responsable de la modificación de la forma en que la madre utiliza los nutrientes que ingiere. Aparece en las primeras semanas y se asegura de que las proteínas y la glucosa que ingiere la madre lleguen al feto. Así, regula los niveles en sangre de glucosa y aumenta la resistencia a la insulina para asegurar que llegue la glucosa al bebé.
Es causante de la diabetes gestacional, pero también se considera que esta insulinorresistencia es una adaptación evolutiva, puesto que no en todas las épocas y lugares el acceso a los azucares y demás hidratos de carbono ha sido tan fácil y habitual como en este momento.1

Relaxina:

Es la hormona encargada de relajar músculos y articulaciones, favoreciendo la elasticidad de la musculatura y la movilidad de los huesos de la pelvis (para el nacimiento del bebé). También adapta la columna al nuevo centro de gravedad del cuerpo durante el embarazo.
Es la causante de diversos dolores musculares como lumbalgia o dolor del pubis al final del embarazo y de las caídas y torceduras durante el embarazo.1

Prolactina:

La función de esta hormona es producir leche, pero sólo una vez nacido el bebé, antes los
estrógenos y la progesterona se lo impiden.1

Oxitocina:

Es la llamada “hormona del amor”, pues la producimos cuando nos enamoramos, practicamos sexo, etc., pero tiende a inhibirse si la adrenalina entra en escena. Es segregada durante todo el embarazo y se mantiene estable –gracias a la progesterona- hasta que comienza el parto. Entonces, va aumentando progresivamente para dotar de mayor efectividad a las contracciones que permiten la dilatación del cuello uterino.
Una vez nacido el bebé estimula la eyección de la leche, favorece que madre y bebé se enamoren y asimismo ayuda a que el útero se contraiga y recupere su tamaño habitual.1

Adrenalina:

Esta hormona no es exclusiva de la gestación. Sirve para mantenernos alerta y luchar por la supervivencia. Las consecuencias de su producción en el organismo debido al miedo o la ansiedad durante el embarazo pueden ser perjudiciales:1

Disminuye el flujo sanguíneo al útero y por tanto, al bebé (bradicardias, sufrimiento fetal…)
Altera los niveles de glucosa en sangre
Altera los niveles de estrógenos y progesterona
Disminuye los niveles de oxitocina (parto estancado o contracciones poco efectivas)

Endorfinas:

Son neurotransmisores que se producen en la hipófisis. Forman parte del grupo de las encefalinas, un grupo de péptidos de cadena corta (31 aminoácidos) con propiedades farmacológicas semejantes a la morfina. La llamada beta-endorfina es la que produce el efecto de euforia. Los receptores de endorfinas se encuentran en la piel, el corazón, el páncreas, los riñones, el cerebro. etc. Las endorfinas son analgésicos naturales, actúan como neuromoduladores, despolarizando parcialmente las membranas de la célula y así actúan sobre los impulsos nerviosos bloqueando el dolor. Son hormonas del placer y también para eliminar el dolor. El masaje, los deportes, el orgasmo, la música y, sobre todo, hacer con libertad todo lo que se desea, produce la liberación de endorfinas.

Los mamíferos y los seres humanos se protegen durante el parto liberando endorfinas para eliminar el dolor. Transforman la sensación de esfuerzo durante el trabajo del parto en placer, con más potencia que la morfina y no tienen los efectos secundarios de ésta. La madre libera endorfinas si no ha sido tratada con analgésicos. En un parto inducido artificialmente se disminuyen los efectos de las endorfinas

Madre y criatura, alcanzan el nivel más alto de endorfinas durante la primera hora inmediatamente después del nacimiento del bebé, intercambian su primera mirada, se reconocen embelesados creándose entre ambos fuertes lazos afectivos. Cuando la madre amamanta a su bebé los niveles de endorfinas llegan a su nivel máximo a los veinte minutos. El bebé también recibe endorfinas de la madre a través de la leche y le produce un estado de bienestar y placidez. 2

REFERENCIAS
1.https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/embarazo/el-papel-de-las-hormonas
2.https://otrabiologia.files.wordpress.com/2011/02/2_hormonas.pdf


Pre – Embarazo, chequeo

El chequeo preconcepcional es un control médico que se le hace antes del embarazo. Contribuye a asegurar que usted está sana cuando quede embarazada. Hacerse un chequeo preconcepcional es una de las mejores cosas que puede hacer para ayudar a tener un embarazo sano y un bebé sano.

¿Por qué es importante el chequeo preconcepcional?

El chequeo preconcepcional ayuda a su profesional de la salud a asegurarse de
que su cuerpo está listo para el embarazo. Si puede, reúnase con el profesional de la salud que usted desea que la atienda cuando quede embarazada. Puede hacerse un chequeo preconcepcional en cualquier momento, incluso hasta un año antes de querer embarazarse.

Algunos problemas médicos y opciones de hábitos de vida pueden afectar al embarazo. También pueden afectar sus probabilidades de quedar embarazada. Su profesional puede ayudarle a controlar esos asuntos para evitar problemas de salud para usted y para su bebé durante el embarazo.

Si usa anticonceptivos, usted y su profesional pueden hablar de cuándo dejar de usarlos antes de intentar el embarazo. Él podrá sugerirle que deje de usarlos unos meses antes de empezar a intentar concebir. Esto le permite a su cuerpo tener algunos ciclos menstruales normales antes de quedar embarazada, lo cual puede ayudarle a su profesional a calcular la fecha prevista de parto.

Su profesional puede:

Hacerle un examen físico, el cual incluye pesarla y controlarle la presión arterial

Hacerle un examen pélvico. Es un examen de los órganos de la pelvis para asegurarse de que estén sanos. Si tiene problemas en estos órganos, tratarse antes del embarazo puede ayudar a evitar complicaciones durante el embarazo.

También puede ser beneficioso el tratamiento si tiene problemas de fertilidad o dificultad en quedar embarazada.

Hacerle un Papanicolaou. Es una prueba médica en la que su profesional toma muestras de las células del cuello uterino, la abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina. Se hacen pruebas para ver si hay cáncer en las células.

Hacerle análisis de sangre para comprobar su tipo sanguíneo y factor Rh. El factor Rh es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos.

Hacer pruebas para detectar obesidad, diabetes o enfermedades de transmisión sexual (ETS), como herpes genital y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). 1

REFERENCIAS

1.- http://nacersano.marchofdimes.org/preconcepcion/su-chequeo-antes-del-embarazo.aspx


¿Cuánto tiempo puedes trabajar durante tu embarazo?


¿Cuánto tiempo puedo trabajar durante mi embarazo?

  • Tienes derecho a trabajar durante tu embarazo todo el tiempo que puedas desempeñar tu trabajo de manera segura
  • Tu patrón no puede despedirte, obligarte a recibir un sueldo menor ni hacer que aceptes un permiso solamente por el hecho de que estés embarazada
  • Tu patrón debe darte un trabajo seguro, con menos presiones, si es necesario proteger tu salud y la de tu hijo por nacer

¿Y si necesito ausentarme del trabajo durante mi embarazo?

Durante tu embarazo puedes obtener permisos para ausentarte, siempre y cuando se justifiquen con una incapacidad, expedida por el IMSS, a fin de que no te descuenten el día de tu salario.

¿ Y si necesito tomar una licencia durante mi embarazo?

 

La Ley Federal del Trabajo te da derecho a una incapacidad por maternidad de 12 semanas.

¿Me van a pagar mientras dure la incapacidad por maternidad?

Sí. Las madres trabajadoras reciben su salario íntegro 42 días (seis semanas) antes del parto y 42 días (seis semanas) después del mismo.

Para tener derecho a esta prestación del IMSS, una madre que trabaja debe haber cotizado (pagado cuotas) al IMSS por lo menos durante 30 semanas (7.5 meses) durante los doce meses anteriores. De otro modo, es el patrón quien debe pagar tu salario durante la incapacidad por maternidad.

¿Qué condiciones laborales favorecen el estrés?

Como ya vimos en los posts anteriores, el estrés en general puede tener efectos nocivos en la mujer embarazada y su hijo. Pero ¿ocurre lo mismo con el estrés laboral?

Recordemos que un evento en sí mismo no genera estrés, sino que depende de cómo lo perciba la persona.

Pues bien, en el caso del trabajo ocurre igual. Si bien hay condiciones laborales o puestos de trabajo que pueden potenciar el estrés, desarrollarlo o no dependerá, en última instancia, de cómo lo vivamos.

Puesto que los estudios señalan que seguir con la rutina laboral durante el embarazo generalmente resulta beneficioso para la mujer, puede resultarnos útil conocer las características de los trabajos que más se han asociado con estrés laboral, así como sus repercusiones en el embarazo.

De esta forma tendremos más posibilidades de identificarlas y realizar los cambios necesarios para protegernos.

Veamos brevemente algunas de ellas.

Jornadas laborales extensas: algunos estudios han señalado una relación moderada entre amplias
jornadas laborales (más de 42 horas semanales) y parto prematuro o bajo peso al nacer. Por ejemplo, en una investigación llevada a cabo por el departamento de Epidemiología de la Universidad de Columbia, Nueva York, se evaluó a 575 mujeres trabajadoras y se encontraron correlaciones positivas entre jornadas semanales superiores a 40 horas y bajo peso al nacer. También se encontró una asociación entre parto prematuro y semanas laborales de más de 42 horas en el estudio realizado en el 2004 por el centro EUROPOP, programa europeo que evalúa los riesgos ocupacionales en el embarazo.

Satisfacción con el trabajo: se considera un factor de protección frente al estrés. En el estudio realizado por EUROCOP también se encontró que las mujeres que mostraban mayor estrés eran las que presentaban menores puntuaciones en las escalas de satisfacción laboral. También se ha descrito una asociación entre mayor incidencia de partos pretérmino y la baja satisfacción en el trabajo.


REFERENCIA:

http://sp.naalc.org/migrant/spanish/pdf/mgmexwpr_sp.pdf


Monitorear el peso antes del embarazo es muy importante


Cualquier problema en el peso antes del embarazo, ya sea bajo o sobrepeso, debe ser resuelto.

LA IMPORTANCIA DEL PESO IDEAL ANTES DEL  EMBARAZO1

Las mujeres que inician el embarazo con sobrepeso o las que ganan demasiado durante el embarazo, se exponen a varios riesgos:

  • Las mujeres embarazadas obesas tienen un riesgo incrementado de padecer  diabetes gestacional, bebés grandes, defectos en el “tubo neural”, preeclampsia, e inducción al parto
  • Por el contrario,las deficiencias nutricionales de la madre sumadas al bajo peso al nacer del bebé, son  a nivel mundial la causa más importante de muerte infantil, en niños menores de 5 años

¿CÓMO AFECTA LA OBESIDAD A LA MUJER EN LA ETAPA REPRODUCTIVA?1

La palabra “obesidad” generalmente se asocia con hipertensión, diabetes y enfermedades del corazón, pero pocas personas están enteradas del impacto del peso corporal sobre la fertilidad.

La obesidad o el sobrepeso también pueden tener su impacto en la fertilidad de una mujer. Con el exceso de peso, un aumento en los niveles de insulina puede provocar que los ovarios produzcan más hormonas masculinas e interrumpan la liberación de óvulos.

¿Cómo puedo llegar a mi peso ideal?

Lo mejor es que acudas a la consulta con una nutrióloga que te vaya guiando y, en el tiempo que tengas programado, te ayude a llegar a un IMC más aproximado al que deberías tener. No tengas miedo y ve esto como una oportunidad. Cualquier pérdida de peso, te puede ayudar primero a concebir y después, a tener un buen embarazo.

Recuerda, NO es el momento de hacer una dieta severa. Cualquier dieta que restrinja fuertemente tu alimentación o evite que comas alguno de los grupos de alimentos (proteínas, grasas o carbohidratos), te dejará con una baja severa de vitaminas y minerales.

La solución ideal es que tu peso baje hasta alcanzar el rango de peso recomendado.  Datos epidemiológicos han demostrado que el 6 % de las mujeres infértiles tiene sobrepeso. Más del 70 % de las mujeres infértiles por esta causa, pueden concebir espontáneamente si se someten a dietas adecuadas para normalizar su peso.

Consecuencias en la  fertilidad por la obesidad

  • Ciclos menstruales irregulares o infrecuentes
    • Aumento en la tasa de infertilidad
    • Riesgo durante la cirugía reproductiva
    • Menor éxito con los tratamientos de fertilidad

La mayoría de las mujeres tienen ciclos menstruales de 26 a 32 días (contando como día 1 el primer día de sangrado), si tu menstruación no es regular, la función reproductiva puede estar alterada. En la mujer con sobrepeso, los ciclos serán irregulares, impredecibles y prolongados.

¿CÓMO SABER SI TENGO PROBLEMAS REPRODUCTIVOS DEBIDO A MI PESO?11

Algunas pueden notar un incremento en la vellosidad de la piel de la cara y del abdomen y acné. Las mujeres con ciclos normales tienen secreción de moco en la vagina en la mitad del ciclo y sienten cambios en el tamaño y consistencia de sus senos durante el ciclo. Si esto no ocurre, puede significar que hay una alteración de la ovulación.

Lo más importante es que esto tiene solución y que depende de ti.

PESO IDEAL DURANTE EL EMBARAZO2

El peso corporal de las mujeres obviamente que aumenta durante el embarazo, lo ideal es aumentar entre 9 y 15 kilos en los 9 meses que dura la gestación, pero hay que tener en cuenta que el peso ideal en el embarazo es un valor que varía según cada caso en particular.

El sobrepeso puede llegar a poner en riesgo el embarazo, y en casos extremos puede ser un riesgo real para la vida del bebe y de la mujer. El sobrepeso esta relacionado con algunas complicaciones del embarazo y muchos más si el sobrepeso es superior al 20% del peso ideal.

RIESGOS DE LA OBESIDAD DURANTE EL EMBARAZO1

Si antes de embarazarte ya llevas un exceso de peso o estás obesa, los riesgos potenciales  de complicaciones durante el embarazo son los siguientes:

Para la Madre:

  • Preeclamsia: Algunos investigadores han concluido que la obesidad materna antes del embarazo es un factor condicionante de preeclampsia
  • Diabetes Gestacional:La mujer obesa tiene un riesgo aumentado de padecer diabetes durante el embarazo
  • Cesárea:El trabajo de parto se hace más  lento  y prolongado, por lo que casi siempre es necesaria la cesárea
  • Infecciones Post-Parto:La obesidad durante el  embarazo, hace que la mujer este más vulnerable, la recuperación es más difícil y más lenta y si se realizó una cesárea, puede desarrollar infecciones después del parto

Para el Bebé

  • Macrosomía: Dentro de los factores asociados a este problema se señalan la mayor edad de la madre, obesidad materna antes del embarazo, resistencia a la insulina y el incremento en la incidencia de diabetes gestacional
  • Defectos del Tubo Neural:Los bebés nacidos de madres obesas, corren un riesgo más alto de presentar defectos  muy severos del tubo neural, se piensa que puede ser debido a la deficiencia de nutrientes. Además, en las mujeres obesas las  ondas del ultrasonido tienen dificultad para traspasar las capas de tejido graso y las  imágenes  resultan muy borrosas. Por lo tanto, los defectos del tubo neural en estos bebés, no siempre se pueden detectar
  • Una niñez con obesidad:Las investigaciones han demostrado que los bebés nacidos de madres obesas  tienen un riesgo aumentado de tener un sobrepeso a los 7 años de edad. Un estudio de la Universidad de Ohio publicado en la revista Pediatrics dice: “La evidencia sugiere que el desarrollo de la obesidad en adolescentes y adultos puede estar relacionado con una programación nutricional que se produce en un estadio muy temprano de la vida”, explican los autores en el estudio
  • Muerte en útero

TRATAMIENTO1

El cambio de hábitos alimenticios, es quizás el aspecto más importante a tratar, en las mujeres con problemas de bajo peso. Requiere de una vigilancia muy estrecha por parte del médico y el nutriólogo, para asegurase de que reciba el aporte calórico y los nutrientes necesarios para que, durante el embarazo, el aumento de peso se logre de manera  adecuada y tu bebé nazca con un peso normal.


 

REFERENCIAS:

  1. http://infogen.org.mx/peso-ideal-antes-del-embarazo/#indice-4

2. http://vivirsalud.imujer.com/2011/01/23/peso-ideal-en-el-embarazo


Hábitos saludables y estilo de Vida

Cambiar algunos hábitos antes de la concepción ayuda a lograr un embarazo saludable y con menos riesgos.

Cada vez más ginecólogos y especialistas en reproducción recomiendan a las mujeres que han decidido tener un hijo que inicien sus cuidados en los meses previos a la gestación e, incluso, que lleven a cabo una evaluación de preconcepción para situarse en las condiciones más optimas que le ayuden a desarrollar un embarazo saludable.1

Además de este control previo, los especialistas recomiendan a todas las mujeres que hayan decidido quedar embarazadas adoptar determinados hábitos que resultarán beneficiosos para superar sin contratiempos y en buen estado de salud los nueve meses de embarazo:

Abandonar anticonceptivos

Uno de los primeros pasos que hay que dar cuando se desea planificar un embarazo es abandonar los métodos anticonceptivos que se utilizaran de forma previa.

Los métodos denominados de barrera, como el preservativo, el diafragma o el DIU, no requieren retirarse con antelación.

Pues su uso no afecta al organismo de la mujer o a su ovulación y por tanto, en cuanto dejan de usarse puede producirse la concepción.

Otros métodos como la píldora o las inyecciones anticonceptivas requieren por lo general que se abandonen un par de meses antes de quedarse embarazada para que los ciclos de ovulación de la mujer se normalicen.

Aunque la fertilidad se recupera de forma inmediata una vez que se dejan de aplicar

Es recomendable suprimirlos con antelación para poder determinar con mayor precisión y exactitud las fechas de ovulación.1

Controlar el peso

Es recomendable que las mujeres con sobrepeso inicien una dieta para adelgazar antes de quedar embarazadas.

Además de que un peso saludable incrementa la facilidad para concebir, de esta forma evitarán que su peso alcance cifras mucho más elevadas durante la gestación y se incrementen los posibles riesgos sobre la salud que esto puede acarrear, como retención de líquidos, hipertensión o diabetes. 1

Hacer ejercicio

Afrontar el embarazo con un buen estado físico ayuda a la mujer a superar esta etapa.
Y el parto en mejores condiciones que las gestantes con un estilo de vida sedentaria. Por eso, cuando se planifique el embarazo, se puede incluir entre los nuevos hábitos la realización de ejercicios destinados a fortalecer la musculatura, incrementar la flexibilidad y, en general, a mejorar la motricidad.

Esta actividad se puede mantener durante el embarazo, siempre que se atienda a las recomendaciones sobre intensidad y variedad de los ejercicios que proponga el especialista. 1

Eliminar el tabaco

El consumo excesivo de tabaco, tanto por parte del hombre como de la mujer, además de ser un factor importante que dificulta la concepción, tiene un efecto perjudicial sobre el bebé una vez que se ha logrado el embarazo. Distintos estudios e investigaciones evidencian que el tabaquismo está asociado a un menor crecimiento fetal, al aumento del riesgo de aborto espontáneo, e incluso, a problemas de salud después del nacimiento.

Ácido Fólico

El ácido fólico es uno de los suplementos más habituales que se prescriben a la mujer en cuanto se conoce su embarazo.

Sin embargo, si la gestación será planificada, los especialistas recomiendan comenzar cuanto antes (entre tres meses y un mes previo) con la ingesta de folatos, puesto que las investigaciones y ensayos clínicos demuestran que tomar ácido fólico por lo menos un mes antes del embarazo reduce de forma significativa el riesgo de nacimiento de bebés con defectos en el tubo neuronal, de partos prematuros o de bebés con bajo peso al nacer. 1

No ingerir alcohol

El consumo de bebidas alcohólicas está totalmente contraindicado durante el embarazo.

Su ingesta está relacionada con un incremento del riesgo de malformaciones congénitas graves, disminución del cociente intelectual, e incluso, problemas de lenguaje, de coordinación y de adaptación. 1

Vigilar la dieta

“El mejor momento para comenzar a seguir una dieta saludable es antes de quedar embarazada”.

Es importante prestar atención a los alimentos que constituyen la dieta diaria.

Evitar los alimentos que pueden ser perjudiciales o no recomendables durante el embarazo e introducir poco a poco los nutrientes que se necesitarán en mayor medida en el transcurso del periodo gestacional. 1

Recomendaciones para poder prevenir o aliviar las molestias digestivas más frecuentes en el embarazo, que suelen afectar a las mujeres en algún momento u otro de la gestación y que vienen bien para pasar una etapa más saludable.2

  • Comer en un ambiente tranquilo.
  • Utilizar formas de cocción sencillas, que facilitan la digestión: vapor, plancha, salteado y hervido.
  • Cocinar bien los alimentos de origen animal (carne, huevos y pescado) para evitar toxiinfecciones alimentarias como la toxoplasmosis o los originados por Salmonella, Campylobacter y E. coli.
  • El agua (entre cinco y ocho vasos al día) debe ser la bebida principal.
  • Utilizar la sal de forma moderada (no aumentar su consumo), preferentemente yodada.
  • Se aconseja tomar aceites vegetales, preferentemente aceite de oliva.
  • Evitar los pescados de gran tamaño, como el atún, el pez espada y el cazón por el riesgo de contener mercurio.
  • Lavar bien frutas y verduras antes de consumirlas. 2

REFERENCIAS:

  1. http://www.consumer.es/web/es/bebe/antes-delembarazo/cuidados/2012/03/05/207418.php
  2. http://globovision.com/consejos-generales-sobre-habitos-alimentarios-durante-el-embarazo/

¿Qué necesito saber sobre mi cuerpo antes de quedar embarazada?

Consulte con el médico

  • Puede necesitar exámenes de sangre o puede que necesite ponerse al día con las vacunas antes de quedar embarazada
  • El médico analizará su salud actual, su historia clínica y los antecedentes de salud de su familia. Algunos problemas de salud en su familia pueden ser transmitidos a sus hijos. El médico puede remitirla con un asesor en genética
  • El médico hablará con usted respecto a medicamentos, hierbas y suplementos que pueda estar tomando. Estos pueden afectar al feto, puede recomendarle cambios de medicación antes de embarazarse
  • Los problemas de salud crónicos, como el asma o la diabetes, deben estar estables antes de embarazarse
  • Si presenta obesidad, su médico le recomendará que baje de peso antes del embarazo. Hacerlo reducirá su riesgo de tener complicaciones durante el embarazo

Continúa leyendo ¿Qué necesito saber sobre mi cuerpo antes de quedar embarazada?


Virus del papiloma humano y Cáncer Cervicouterino

¿QUÉ ES EL VPH?

Las siglas VPH significan  virus del papiloma humano. Los VPH son un grupo de más de 100 virus relacionados. A cada variedad de VPH en el grupo se le asigna un número, lo  que es llamado  “tipo de VPH”.1

¿POR QUÉ SE LES LLAMA VIRUS DEL PAPILOMA O PAPILOMAVIRUS?

Los VPH son llamados virus del papiloma debido a que algunos tipos de VPH causan verrugas o  papilomas, los cuales son tumores no cancerosos, aunque  también  existen ciertos serotipos  de  VPH  oncogénicos. Continúa leyendo Virus del papiloma humano y Cáncer Cervicouterino


Diabetes gestacional

¿QUÉ ES?

La diabetes gestacional es la presencia de glucosa alta en la sangre (diabetes) que empieza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo.1

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

Las hormonas del embarazo pueden bloquear el trabajo que hace la insulina. Cuando esto sucede, los niveles de glucosa se pueden incrementar en la sangre de una mujer embarazada.1

Continúa leyendo Diabetes gestacional


Embarazo multiple

Un embarazo múltiple es aquel en el que se desarrolla más de un feto. Esto se produce como resultado de la fecundación de dos o más óvulos, o cuando un óvulo se divide, dando lugar en este caso a gemelos, genéticamente idénticos.

Los gemelos pueden ser monocigóticos, en cuyo caso son idénticos. Los monocigóticos proceden de un solo óvulo que se ha dividido en dos partes que han seguido desarrollándose por separado hasta formar a dos bebés genéticamente idénticos, del mismo sexo y físicamente muy similares.

Continúa leyendo Embarazo multiple


Drogas, alcohol y tabaco en el embarazo.

Las drogas, alcohol y tabaco en el embarazo son tres sustancias tóxicas que cualquier mujer debe evitar durante este tiempo. Sólo así se puede reducir el riesgo de malformaciones en el feto y asegurar su correcto desarrollo a lo largo de los nueve meses de gestación.1

Efectos del alcohol durante el embarazo

El alcohol es la causa externa evitable más importante de retraso mental en el niño y el tabaco es la causa evitable más importante de problemas durante el embarazo, abortos y partos prematuros.

El efecto del alcohol sobre el cerebro fetal en formación es mucho más nocivo que el efecto sobre el cerebro del adulto.

Al perturbarse el cerebro durante un período crítico del desarrollo, se produce una malformación básica en el mismo, al impedirse que las funciones del cerebro sigan sus programas de desarrollo normales. Se puede producir retraso mental en el 80-90% de los niños, observándose en esos niños atrofia cerebral y disminución de las circunvoluciones cerebrales. También pueden presentar problemas del comportamiento diversos, como irritabilidad en el lactante, hiperactividad en el niño y trastornos psicosociales en el adulto. En estudios experimentales en ratas, se ha observado que las que habían sufrido administración de alcohol durante su período fetal no respondían al condicionamiento operante como las ratas que no habían estado bajo el efecto del alcohol.

Continúa leyendo Drogas, alcohol y tabaco en el embarazo.